La discalculia es un trastorno específico del aprendizaje en matemáticas. Este trastorno junto con la Disgrafia, son los que más veces encontraremos asociados conjuntamente con la dislexia, agravando la dificultad del aprendizaje. Los chicos con discalculia pueden tener dificultades para entender conceptos relacionados con los números o para usar símbolos o funciones necesarias en las matemáticas. Sin embargo, no afecta a los niños solo en la escuela, sino que también puede crearles problemas en la vida diaria.

Mientras mejor conozca las dificultades de su hijo, más fácil será que obtenga la ayuda que él necesita. Este resumen puede aclarar muchas de sus preguntas sobre la discalculia. Además, puede proporcionarle información más detallada y herramientas útiles.

Si cree que su hijo podría tener discalculia, estos son algunos pasos que puede seguir. Y si recientemente descubrió que su hijo tiene discalculia, conozca qué puede hacer a continuación.

¿Qué es discalculia?

La discalculia es una condición de por vida que dificulta que los chicos realicen tareas relacionadas con las matemáticas. No es tan conocida o entendida como la dislexia, pero algunos expertos creen que es igual de común.

Los expertos no saben todavía con certeza si la discalculia es más común en niñas que en niños. Pero la mayoría está de acuerdo en que es poco probable que haya una diferencia significativa.

Los chicos que tienen esta dificultad de aprendizaje tienen problemas con muchos aspectos de las matemáticas. A menudo no comprenden las cantidades o conceptos como mayor que versus menor que. Puede que no entiendan que el número 5 es lo mismo que la palabra cinco (estas habilidades a menudo son conocidas como sentido numérico).

Los chicos con discalculia además tienen problemas con la mecánica de las matemáticas, como ser capaces de recordar hechos matemáticos. Puede que entiendan la lógica detrás de las matemáticas, pero no cómo o cuándo aplicar lo que saben para resolver problemas matemáticos.

A menudo también tienen problemas con la memoria funcional. Por ejemplo, puede que tengan dificultad para retener en la memoria los números mientras resuelven problemas matemáticos de varios pasos.

La discalculia recibe muchos nombres. Algunas escuelas se refieren a ella como discapacidad de aprendizaje en matemáticas. A veces los médicos la llaman trastorno de las matemáticas. Puede que incluso escuche dislexia matemática, pero el término dislexia matemática puede ser confuso, pues la discalculia y la dislexia no son lo mismo, aunque muy a menudo están asociados o se padecen ambos.

Señales y síntomas de la discalculia

La discalculia puede generar diferentes tipos de dificultades matemáticas, por lo tanto, los síntomas pueden variar de un niño a otro. Es una buena idea observar a su hijo y tomar notas para discutirlas con sus maestros y médicos, y de esta manera encontrar las mejores estrategias y apoyos para él.

A menudo, la discalculia luce diferente dependiendo de la edad. Suele ser más evidente a medida que los niños crecen, pero los síntomas pueden aparecer desde preescolar. Esto es a lo que hay que estar atento:

Preescolar

  • Tiene problemas para aprender a contar y se salta números, mucho después de que los niños de su edad han logrado recordar los números en el orden correcto.
  • Tiene problemas para reconocer patrones, como de más pequeño a más grande, o de más largo a más corto.
  • Tiene problemas para reconocer los símbolos numéricos (saber que “7” significa siete).
  • Parece no entender el significado de contar. Por ejemplo, cuando usted le pide 5 bloques, le entrega unos cuantos en lugar de contarlos.

Primaria

  • Tiene dificultad para aprender y recordar datos matemáticos básicos, como 2 + 4 = 6.
  • Tiene problemas para identificar y usar correctamente +, ‒ y otros signos.
  • Puede que siga usando los dedos para contar en lugar de usar estrategias más avanzadas, como calcular mentalmente.
  • Tiene problemas para entender palabras relacionadas con las matemáticas, como mayor que y menor que.
  • Tiene dificultad con las representaciones visoespaciales de números, como las filas numéricas.

Secundaria

  • Tiene dificultad para entender el valor de los dígitos según el lugar donde se colocan.
  • Tiene dificultad para escribir números con claridad y colocarlos en la columna correcta.
  • Tiene dificultad con las fracciones y para medir cosas, como los ingredientes de una receta simple.
  • Le cuesta llevar la cuenta de la puntuación en los deportes.

Bachillerato

  • Le cuesta aplicar conceptos matemáticos al dinero, incluyendo estimar el costo total, el cambio exacto y la propina.
  • Le cuesta entender información presentada en gráficos o tablas.
  • Tiene dificultad para medir cosas, como los ingredientes de una receta sencilla o líquidos en una botella.
  • Tiene problemas para encontrar diferentes métodos para resolver el mismo problema de matemáticas.

La discalculia puede causar dificultades en otras áreas además del aprendizaje. Conozca cómo también puede afectar actividades diarias, incluyendo las interacciones sociales y la administración del tiempo.

discalculia

Otras dificultades que pueden coexistir con la discalculia

Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención a menudo tienen más de una condición. Existen varias condiciones que a menudo coexisten con la discalculia. Además, los síntomas de ciertas condiciones a veces se parecen a los de la discalculia.

Las pruebas para la discalculia deben ser parte de una evaluación completa. De esa manera cualquier otra dificultad de aprendizaje y de atención puede ser determinada simultáneamente.

Estas son algunas condiciones que a menudo se presentan al mismo tiempo que la discalculia:

Dislexia: Con frecuencia los chicos tienen tanto dislexia como discalculia. De hecho, los investigadores han encontrado que del 43% al 65% de los chicos que tienen dificultades matemáticas también presentan discapacidades con la lectura.

TDAH: A menudo la discalculia y el TDAH ocurren al mismo tiempo. A veces los chicos cometen errores en matemáticas debido a los problemas que les genera el TDAH. Por ejemplo, podrían tener dificultad para prestar atención a los detalles. Por ello, algunos expertos recomiendan volver a evaluar las habilidades matemáticas una vez que los síntomas del TDAH están bajo control.

Dificultades del funcionamiento ejecutivo: Las funciones ejecutivas son habilidades importantes que afectan el aprendizaje. Incluyen la memoria funcional, el pensamiento flexible, la planificación y la organización. Deficiencias en estas áreas pueden hacer difíciles las matemáticas.

Ansiedad matemática: Los chicos con ansiedad matemática están tan preocupados por la posibilidad de tener que resolver problemas matemáticos que sus temores y nerviosismo pueden resultar en malas calificaciones en los exámenes de matemáticas. Algunos chicos pueden tener ansiedad matemática y discalculia al mismo tiempo.

La discalculia está asociada con algunos trastornos genéticos. Estos incluyen el síndrome X frágil, el síndrome de Gerstmann y el síndrome de Turner.

Posibles causas de la discalculia

Los investigadores no saben con exactitud qué causa la discalculia. Pero han identificado ciertos factores que indican que está relacionada con cómo funciona el cerebro y cómo está estructurado.

Estas son algunas de las posibles causas de la discalculia:

Genes: La investigación demuestra que parte de la variación de los puntajes en matemáticas puede explicarse por los genes. En otras palabras, las diferencias genéticas pueden influenciar que un niño tenga discalculia. La discalculia tiende a presentarse en miembros de la misma familia, lo que también sugiere que los genes juegan un papel.

Desarrollo del cerebro: Los estudios de imágenes del cerebro han demostrado ciertas diferencias en la función y estructura cerebral en las personas con discalculia. Las diferencias se encuentran en el área de superficie, el grosor y el volumen de ciertas partes del cerebro. También hay diferencias en la activación de las áreas del cerebro asociadas con los procesos numéricos y matemáticos. Estas áreas están conectadas con habilidades importantes del aprendizaje, como la memoria y la planificación.

Ambiente: La discalculia ha estado relacionada con el síndrome alcohólico fetal. Nacer prematuramente y con bajo peso también pueden jugar un papel en la discalculia.

Lesión cerebral: Los estudios demuestran que las lesiones en ciertas partes del cerebro pueden resultar en lo que los investigadores llaman discalculia adquirida.

No está claro qué tanto de estas diferencias en el cerebro están determinadas por los genes y cuánto por la experiencia. Pero los investigadores están intentando aprender si las intervenciones pueden “recablear” el cerebro para hacer que las matemáticas sean más fáciles. Este concepto es conocido como neuroplasticidad.

Cómo se diagnostica la discalculia

Para determinar si su hijo tiene discalculia es necesario evaluarlo. Esto puede ser realizado en la escuela de forma gratuita o puede pagar para que sea evaluado de forma privada.

Existe un grupo de pruebas solo para la discalculia. Pero deben realizarse como parte de una evaluación completa que además examine otras áreas. Ciertas dificultades de aprendizaje y de atención a menudo coexisten con la discalculia. Por ello es importante tener un panorama completo de lo que está ocurriendo para poder hacer un diagnóstico preciso.

Existen varios especialistas que realizan evaluaciones. Estos incluyen a los psicólogos escolares, psicólogos infantiles y neuropsicólogos pediátricos.

Un psicólogo también puede examinar otras dificultades que podrían estar afectando, como el TDAH y problemas mentales como la ansiedad y la depresión (los chicos con dificultades de aprendizaje suelen presentar estos problemas con más frecuencia que otros chicos).

El evaluador podría solicitar la historia familiar, y pedirle que complete cuestionarios acerca de las aptitudes y limitaciones de su hijo. También podría preguntar al maestro qué está observando en el salón de clases.

Un diagnóstico permite que su hijo obtenga apoyos y servicios en la escuela. Por ejemplo, podría recibir instrucción especial en matemáticas. También podría obtener adaptaciones que faciliten el aprendizaje de las matemáticas.

Cómo los profesionales pueden ayudar con la discalculia

Diferentes tipos de profesionales pueden ayudar de diferentes maneras a los chicos con discalculia. Algunos pueden trabajar en escuelas mientras que otros lo hacen de manera privada.

Estos son algunos tipos de profesionales que podrían ayudar a su hijo:

  • Maestros de educación especial
  • Tutores de matemáticas o terapeutas educativos
  • Psicólogos infantiles
  • Neuropsicólogos pediátricos

No existen medicamentos para la discalculia ni hay programas de enseñanza especializados, pero los chicos con discalculia pueden beneficiarse de la enseñanza multisensorial de las matemáticas. Este enfoque utiliza todos los sentidos del niño para ayudarlo a desarrollar destrezas y entender conceptos. También ayuda a enseñar conceptos matemáticos sistemáticamente, donde una habilidad se desarrolla a partir de la anterior. Esto puede ayudar a los chicos con discalculia a hacer conexiones más fuertes con lo que están aprendiendo.

Algunos de los apoyos podrían incluir tecnologías de asistencia o adaptaciones como el uso de la calculadora, tiempo adicional en los exámenes o menos problemas que resolver en su tarea. Estos apoyos pueden igualar las condiciones para que su hijo tenga acceso a lo que se le está enseñando.

Su hijo puede recibir apoyo en la escuela si su maestro puede facilitar apoyos informales para ayudar en clase o con las tareas y exámenes. Además, podría recibir una intervención académica a través de la respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés).

Existen varias estrategias que los maestros utilizan para ayudar a los chicos con discalculia (también puede implementarlas en casa). Estos son algunos ejemplos:

  • Usar casos concretos que relacionen las matemáticas con la vida real, como clasificar botones. Esto puede ayudar a desarrollar el sentido numérico de su hijo.
  • Usar apoyos visuales al resolver problemas. Por ejemplo, su hijo podría hacer dibujos o mover objetos a su alrededor.
  • Usar papel cuadriculado para ayudar a que los números estén alineados.
  • Usar un pedazo de papel para cubrir la mayor parte de la hoja de los problemas de matemáticas o el examen para que su hijo pueda enfocarse en un problema a la vez.
  • El uso de material multisensorial, como puede ser el numicon, aprendiendo las ideas numéricas observando y manipulando las formas.

Cómo puede ayudar a su hijo con su discalculia

Usted juega un papel único brindando el apoyo y la motivación que su hijo necesita. Desde trabajar con la escuela hasta desarrollar habilidades matemáticas en casa, usted puede ayudar a que su hijo permanezca motivado para mejorar sus limitaciones.

Estas son algunas cosas que puede hacer:

  • Revise técnicas multisensoriales para enseñar matemáticas que puede utilizar en casa.
  • Descubra software, apps y herramientas que ayuden a su hijo con las matemáticas.
  • Busque en Internet herramientas gratuitas de tecnología de asistencia para matemáticas.
  • Encuentre juegos de mesa que desarrollen las destrezas matemáticas.
  • Conozca maneras de ayudar a desarrollar la autoestima de su hijo.
  • Lea lo que su hijo puede decir para abogar por sí mismo en primaria y la escuela media.
  • Obtenga recomendaciones acerca de cómo abogar por su hijo en la escuela.
  • Descubra las aptitudes de su hijo.

También es importante que usted tenga apoyo:

  • Conéctese e intercambie información con otras familias en nuestra comunidad en línea.
  • Consulte a expertos a través de nuestros eventos gratuitos y en vivo con expertos.

Puntos clave

La discalculia es una dificultad de aprendizaje bastante común que afecta la capacidad de los niños para aprender matemáticas.

Los signos de la discalculia pueden lucir diferente dependiendo de la edad.

Existen muchas estrategias y herramientas que pueden ayudar a los niños con discalculia a progresar en la escuela y en la vida.

Deja una respuesta